…La Limanda será graciosa a veces, pero que no se nos olvide que es un bicho salvaje del que no sabemos las intenciones.